Espacios para vivir más felices

En este tiempo de cambios profundos el diseño puede transformar la vivienda en un verdadero refugio que incentive el bienestar y la productividad.

Compartir

La nueva normalidad permite tomar distancia de los meses de encierro y acomodar nuevamente la dinámica familiar. Esa perspectiva muestra lo bueno y lo malo de la experiencia de haber utilizado intensamente la vivienda desafiando a preservar lo primero y mejorar lo necesario.

En este nuevo contexto es preciso interpretar el cambio cultural y social que nos atraviesa e impacta en el espacio en que vivimos. La vida familiar se ha transformado y el ámbito para compartir comidas y dormir ahora debe alojar más actividades para las que no estaba preparado.

Casa FOA Distrito Elcano, la 37° edición de la exposición, busca concientizar sobre la importancia del diseño como una herramienta para pensar soluciones innovadoras.

“La pandemia nos ayudó a entender algunas situaciones que, como no eran de la vida cotidiana, no las teníamos en cuenta”— Arq. María Beatriz González Zuelgaray

Chill Room, María Beatriz González Zuelgaray, Casa FOA Círculo Olivos 2019. Un espacio flexible que transmite serenidad. Espejos para amplificar la sensación de profundidad y paneles decorativos corredizos para zonificar.
Chill Room, María Beatriz González Zuelgaray, Casa FOA Círculo Olivos 2019. Un espacio flexible que transmite serenidad. Espejos para amplificar la sensación de profundidad y paneles decorativos corredizos para zonificar.

Más privacidad: juntos pero separados

Una de las situaciones más habituales en el último tiempo fue la convivencia de chicos y padres estudiando y trabajando en casa. Aún con las escuelas abiertas y las oficinas parcialmente ocupadas, esa dualidad persiste y es probable que se quede por más tiempo o acaso definitivamente con la oportunidad del teletrabajo.

“La pandemia nos ayudó a entender algunas situaciones que, como no eran de la vida cotidiana, no las teníamos en cuenta -apunta María Beatriz González Zuelgaray-. Los ambientes integrados son ideales para una persona sola pero no tanto si la familia tiene más integrantes”. La diseñadora propone repensar la tendencia a la agrupación de varios ambientes “tipo loft” en la vivienda la comparten varias personas. Y pone el foco en la privacidad.

Antes de la pandemia, González Zuelgaray desarrolló un proyecto para reformar un departamento para una pareja con hijos. La familia quería “tirar todas las paredes que se pudiera” para tener una gran cocina con comedor y estar diario. Luego de los meses de confinamiento, la familia se dio cuenta que esa situación sería un problema. “Replanteamos el proyecto. Creo que los ambientes integrados deben dar la posibilidad de transformación”, acota González Zuelgaray. Ahora, la cocina sigue siendo amplia, incorpora un espacio para comer, pero también un mueble con puerta que sirve para independizar el estar diario para los chicos.

Contar con un espacio de trabajo cómodo y tranquilo en algún sector de la casa es una nueva necesidad para muchos. A la arquitecta Diana Reisfeld le han llegado varios encargos en ese sentido en el último tiempo. “Busco siempre que haya mucha luz, que sea un espacio más bien pequeño para que sea tranquilo. O que tenga la posibilidad de integrarse a uno más grande como ser en un playroom o living”, señala.

Reisfeld también busca funcionalidad en el equipamiento. Por ejemplo, diseñó un escritorio con un sistema de sube y baja para ajustarlo a la altura de uso para adultos y niños.

“Busco siempre que haya mucha luz, que sea un espacio más bien pequeño para que sea tranquilo. O que tenga la posibilidad de integrarse a uno más grande como ser en un playroom o living” — Arq. Diana Reisfeld

Un estudio para un escritor de Diana Reisfeld para Casa FOA Círculo Olivos 2019. Mucha luz natural, un escritorio integrado al estar y una cocina abierta pero con cierta privacidad son tendencias que luego de la pandemia se potencian.
Un estudio para un escritor de Diana Reisfeld para Casa FOA Círculo Olivos 2019. Mucha luz natural, un escritorio integrado al estar y una cocina abierta pero con cierta privacidad son tendencias que luego de la pandemia se potencian.
tendencias04
tendencias05

Espacios multifuncionales

La adaptabilidad se impone como la máxima consigna de este tiempo. Esa tendencia quedó plasmada claramente en la Experiencia Satélite Puertos. En esa muestra con recorrido virtual, todos los equipos de diseñadores que intervinieron tres unidades de Residencias del Lago pusieron el foco en lograr espacios funcionales y flexibles a los cambios que se suceden.

Los arquitectos Maia Lauferman y Leandro De Angelo, por ejemplo, trabajaron en una unidad de dos ambientes donde la cocina y el lavadero quedan ocultos detrás de puertas para poder utilizar el living como una oficina. ”Nuestra premisa fundamental fue que sea flexible desde el uso, lo espacial y lo estético”, destacan. También se concentraron en diluir los límites entre el interior y la expansión; eligieron muebles lo suficientemente livianos y versátiles para transportarlos del estar a la terraza.

Maia Lauferman y Leandro De Angelo en Experiencia Satélite Puertos 2021 crearon una unidad de vivienda con equipamiento móvil y espacio suficiente para crear diferentes configuraciones de estar.
Maia Lauferman y Leandro De Angelo en Experiencia Satélite Puertos 2021 crearon una unidad de vivienda con equipamiento móvil y espacio suficiente para crear diferentes configuraciones de estar.
tendencias08

En otra de las unidades, la diseñadora Pamela Martos y el arquitecto Hugo Gallego trabajaron el diseño sobre un plan integral de tres conceptos: funcionalidad y confort, identidad (valorar la artesanía y el consumo consciente) y bienestar (integrar la naturaleza).

Además, pensaron un espacio de home office en el segundo dormitorio; y la terraza fue equipada para poder trabajar en contacto con la naturaleza. “No hay un lugar en que uno pueda hacer una actividad en particular sino cualquier actividad se puede llevar a cabo con total integración en todo el departamento”, explican.

Espacio de Pamela Martos y Hugo Gallegos para Experiencia Satélite Puertos 2021 en Escobar. Vistas al río y el exterior integrado con el interior a través de grandes ventanales.
Espacio de Pamela Martos y Hugo Gallegos para Experiencia Satélite Puertos 2021 en Escobar. Vistas al río y el exterior integrado con el interior a través de grandes ventanales.

El ejercicio físico es otra actividad que se incorporó a la vivienda. Es un tema que la arquitecta Viviana Melamed viene proponiendo desde hace un tiempo en sus proyectos para Casa FOA. En 2019 Círculo Olivos, sumó un espacio yogi en un ambiente de pocos metros pensado para una pareja. tuviera un lugar para yoga. “Fue casi premonitorio pensar en un lugar para estirarse en la propia casa” sostiene Melamed. En una reforma que frenó la pandemia y luego se retomó, Melamed transformó un cuarto de huéspedes en un gimnasio ubicado entre los otros cuartos. “La idea fue buscar un espacio personal, para hacer actividades de yoga o gym, relajarte en un chaise longue, y generar jardín interior. Estoy segura que ese cuarto será ideal también para hacer un tecito y charlar con una amiga”, describe.

tendencias10
El monoambiente para una pareja de Viviana Melamed en Casa FOA Círculo Olivos 2019 incluyó un pequeño espacio personal de yoga o gym: “Fue casi premonitorio pensar en un lugar para estirarse en la propia casa”.
El monoambiente para una pareja de Viviana Melamed en Casa FOA Círculo Olivos 2019 incluyó un pequeño espacio personal de yoga o gym: “Fue casi premonitorio pensar en un lugar para estirarse en la propia casa”.
tendencias12

Anticipo de FOA Distrito Elcano

Los espacios flexibles, con luz natural y contacto con el verde, las viviendas que consideran la simultaneidad de uso y la necesaria privacidad para trabajar y estudiar, son el objetivo de las propuestas que ofrecerá la 37° edición de Casa FOA Distrito Elcano.

Viviana Melamed anticipa que su espacio estará enfocado en el bienestar: “Pienso en un lugar para hacer gimnasia o simplemente relajarse y darse un tiempo para uno mismo. Voy a buscar generar un jardín interior”, adelanta.

El “estar con home office” en el que está trabajando María Beatriz González Zuelgaray, junto a su hija Bea Palacio, también tendrá muchas plantas. “Hay una necesidad de tener verde en el interior”, definen. Por eso, buscarán integrar vegetación en “lugares sutiles” como un estante de biblioteca o grupos de macetas con especies decorativas. “En un balcón es interesante cuando el verde ocupa un volumen, que invada todo, con plantas de hojas grandes o un jardín vertical”, ejemplifica. Las ventanas hacia el jardín de casi 3000 m2 de la sede de esta edición ofrecerán “escapes psicológicos” muy bienvenidos para quienes teletrabajan y necesitan descansar la mente para volver a enfocarse y mejorar su productividad.

“Nuestros espacios, ya sean grandes o pequeños, necesitan de frescura, comodidades y calidez como para poder estar más tiempo ya que vamos a seguir cuidándonos. Si llegara nuevamente un momento de tener que quedarse dentro, nuestra casa tiene que ser un espacio vivible y alegre”, resume Diana Reisfeld. Su espacio en Distrito Elcano estará focalizado en la familia: “será un lugar muy claro y acogedor componiendo un círculo de reunión con sillones propiamente dicho, y otro de esparcimiento y juegos”, anticipa.

La exposición reunirá más de 20 espacios de interiorismo y paisajismo. Se podrá visitar del 19 noviembre al 19 de diciembre de 2021 en Av. Elcano 3820/40, entre Belgrano R y Colegiales.