Skip to content
Menu
Espacio N° 12
OP Ocaña Peralta – Estudio Arn Salum
Dormitorio principal con vestidor
Espacio N° 12
Dormitorio principal con vestidor
Paula Ocaña
Laureano Peralta
Adrián Monteverdi
Elisabet Arn
Daniel Salum

Sponsors de espacio

Memoria descriptiva

El dormitorio es un espacio íntimo, dialoga con el mundo real y con un mundo onírico al mismo tiempo, es donde se da la transición de la noche al día, de la claridad a la oscuridad, del movimiento a la quietud y viceversa de forma inevitable y constante. El diseño invita a fluir en nuestro interior y manifestar la belleza que ofrece el contraste de nuestras sombras y nuestra propia luz con pequeñas sutilezas que a veces parecen imperceptibles. Por ello el color es determinante, todos son tierra y agua, en tonos más saturados y menos, con un acento que se repite en elementos puntuales: el óxido, se convierte en el tímbrico que aparece como un fenómeno repetitivo para amalgamar el espacio. Los elementos y texturas naturales traen el exterior al interior: la madera juega un rol preponderante en el proyecto, aporta serenidad y movimiento al mismo tiempo. El vestidor en tonos arcilla fue diseñado teniendo en cuenta el nuevo concepto de “lujo cociente” en la era de la sostenibilidad, donde lo superfluo da lugar a lo elegante y las barreras del adentro y el afuera se desdibujan dando paso a la luz natural Una gran luminaria embutida domina la habitación, con un diseño geométrico inspirado en los jardines zen, creados no para ser vividos sino para ser contemplados. Aquí se integran a la experiencia a través de elementos lumínicos que aparecen en las diferentes envolventes. Para este espacio hemos incorporado un sofá, como elemento de transición entre el día y la noche, con una gran base geométrica que se posa delicadamente en el espacio, y asientos que no tienen un delante y un detrás, pudiendo cambiar constantemente, fluir con el usuario y sus deseos y necesidades. El arte atraviesa la propuesta de diversas maneras y domina el sector de descanso rompiendo las estructura del espacio, como así también invitando a la reflexión sobre nuestra segunda piel: “aquello que decidimos decir de nosotros mismos” a través de la vestimenta y el slow fashion, repensando lo que consumimos en esa búsqueda “Lo cotidiano nos envuelve para continuar despiertos o dormidos, en el interior o en el exterior, entre contrastes de opiniones; la riqueza está en los encuentros sutiles que nos invitan a pensar los ciclos que habitamos día a día”

Sponsors oficiales